domingo, 2 de mayo de 2010

Aroma a canela

Huelo la suave canela
mientras me enbebe el ocaso
café, tabaco y canela
cuando me estrujan tus brazos

y sentada ante la nada
te dibujo entre mi mente
y recuerdo tu perfume
que poco a poco me envuelve

que se enreda en mi cabello
que me humedece los labios
que toca mi piel, mis senos
me oxigena, me sofoca, me va rompiendo en pedazos

y te vuelves un fantasma
que se apropia de mis sueños
que al estar inmerso en ellos
te haces dueño de mi alma.

Y te pertenezco entera
a la noche de tus ojos,
a la furerza de tus brazos
a tus labios, amantes piedosos.

Huelo la suave canela
y te nombro lentamente
siento que bebo tu aliento
abro los ojos vibrando, exitada, impaciente.

Huelo la suave canela
y te necesito tanto
amor aroma a canela
vuelve, vuelve a mi lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada